Escucha ahora

Pauta B


Indagan a médico por mortal tratamiento con células madre: paciente lo vio por TV

La familia de la víctima, además, tramita ante la justicia civil una demanda por daños morales contra recinto asistencial.

Indagan a médico por mortal tratamiento con células madre: paciente lo vio por TV

Tratamiento con células madre. Imagen referencial. Foto: Getty Images

Francisca Carvajal, ADN

Fue a fines de 2013 cuando Nubia Tapia, una mujer de 71 años que sufría de dolores de artrosis, vio en el programa SOS Carola -que transmitía UCV- un tratamiento alternativo que desarrollaba el médico Fernando Bascuñan en base a un procedimiento con células madre.

La mujer y su familia confiaron en que sus dolores se podrían sanar con esta intervención y, tras una serie de exámenes, agendaron una cirugía en la clínica Nueva Cordillera que se concretó en 2014, año en que dejó de trabajar en el recinto.

En el procedimiento, el médico realizó una serie de perforaciones en uno de los huesos de la paciente buscando extraer células madre, lo que con el pasar de las horas culminó en un desangramiento y posterior paro cardíaco que terminó con la muerte cerebral de Tapia.

"Éste es el cuarto año que pasamos el Día de la Madre sin nuestra madre por un profesional poco profesional, que dejó abandonada a su paciente, que usó una técnica que no está permitida en Chile, una intervención con células madre (...) Entré con mi madre caminando a esa clínica y la tuvce que retirar en un cajón", expresó la hija de la víctima, Nubia Aguilera.


 

Fernando Bascuñan, quien sigue ejerciendo la profesión, fue formalizado este martes por cuasidelito de homicidio, luego que la Fiscalía estableciera la convicción de que hubo una negligencia de parte del galeno al aplicar una cirugía innecesaria y experimental, al retirarse de la clínica tras lo ocurrido y realizar la intervención en un recinto que no contaba con los elementos técnicos para ello.

"Mi cliente no reconoce responsabilidad en los hechos. Lo dirá la investigación", sostuvo su abogado José Rodríguez, mientras que el propio imputado sostuvo que "estoy en manos de la ley y dispuesto a colaborar en todo lo que sea necesario. Puedo decir que estoy tranquilo".

El Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago decretó 180 días para la investigación y, por el momento, Bascuñan seguirá trabajando, puesto que no quedó bajo arresto considerando que la máxima sentencia que arriesga es de 3 años.

"Las cautelares se hacen innecesarias por la baja pena que tiene este tipo de delitos. El arraigo que tiene el imputado, teniendo un trabajo estable, habiendo comparecido a todas las audiencias e instancias del procedimiento. Se ve que no hay una necesidad de cautela", explicó la fiscal de la zona oriente, Karin Naranjo.

La familia además tramita ante la justicia civil una demanda por daños morales contra la clínica Nueva Cordillera por su responsabilidad en la realización de la cirugía sin contar con los elementos técnicos adecuados y la aplicación de protocolos ante la emergencia, que culminó en la muerte de esta mujer.

X