Escucha ahora

Música en ADN


Felipe Berríos: "A los europeos los llamamos extranjeros y a los latinos, inmigrantes"

"Miramos con sospecha a los inmigrantes y tenemos que mirarlos como una riqueza a aprovechar", advirtió el jesuita.

Felipe Berríos:

Felipe Berríos. Imagen referencial. Foto: Agencia Uno

Tras la propuesta de Chile Vamos de endurecer las políticas migratorias, el tema se tomó el debate nacional. Y uno de los que bien conoce el tema es el sacerdote jesuita Felipe Berríos, quien acusó "clasismo", señalando que "a los europeos les llamamos extranjeros y a los que vienen de Latinomérica les llamamos migrantes".

"No ha sido una intervención muy afortunada (de la oposición), había que matizarla y supongo que lo harán en estos días. Da la sensación como que los migrantes tuvieran un trato especial y no es así. Vivimos en un país que tiene Estado de Derecho y están sometidos a las leyes como cualquier otro ciudadano", dijo a Mediodía en ADN.

A su juicio, el que la migración se haya tomado la agenda, responde a que "no estábamos acostumbrados a migrantes latinoamericanos, con rasgos indígenas o afroamericanos, entonces es fácil levantar prejuicios".

"Tenemos que darnos cuenta de que no sólo ayudan al desarrollo económico del país, sino que nos enriquecen como persona y a nuestra cultura. Además, miramos con sospecha a los inmigrantes y tenemos que mirarlos como una riqueza que debemos saber aprovecharla", afirmó.

En ese sentido, Berríos sostuvo que "las peleas no tienen que ser contra los inmigarntes, sino contra las mafias que los dominan (...) La pelea nuestra no tiene que ser contra los inmigrantes, al contrario, debemos unirnos contra los que abusan y trafican con ellos, y muchos son chilenos (...) A ellos tenemos que denunciarlos y desalojarlos".

"Si nosotros transformamos este tema de la migración en un tema político, le haremos un flaco favor a los migrantes y a nuestro país. Tenemos que ser inteligentes, si no nos mueve lo humanitario, tenemos que darnos cuenta de que necesitamos de los inmigrantes. Lo que miramos con sospecha ahora, tal vez en pocos años más, tendremos que hacer campaña y pagarles para que vengan a Chile a aportar", agregó.