Escucha ahora

Mediodía en ADN


Denuncian riesgos en la salud de más de 900 buzos que extraen salmones muertos en Los Lagos

"Es como bucear dentro de un pozo negro lleno de excremento", acusan los trabajadores.

Denuncian riesgos en la salud de más de 900 buzos que extraen salmones muertos en Los Lagos
La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de la provincia de Llanquihue denunció que unos 950 buzos básicos están arriesgando su salud en faenas de extracción de millones de salmones muertos en el seno de Reloncaví.

La organización publicó la carta de uno de los trabajadores que se desempeña en estas labores en los alrededores de la isla Maillén, en los centros Capera, Herradura y Huenquillahue, ubicados, a unos 20 minutos de Puerto Montt, y que son la principal causa de veneno paralizante y marea roja en la zona.

"Los buzos básicos somos sometidos y obligados a trabajar a profundidades no permitidas por la autoridad marítima", acusa el trabajador salmonero.

De acuerdo a la misiva, el buzo básico puede bajar a un máximo de 20 metros de profundidad, pero debido a que "las peceras aumentaron su profundidad por el peso del pescado muerto, tenemos que bajar a 27, 28 y 30 metros".

"Sacamos los salmones muertos con un alto nivel de descomposición, es como bucear dentro de un pozo negro lleno de excremento", relata el trabajador.

Además, agrega que tras las labores sufren de "irritación a los ojos, picazón de garganta, mareos, náuseas, vómitos y nadie hace nada por nosotros, en las tardes me acuesto asfixiado por el ácido sulfhídrico del agua contaminada".

En los 38 centros contaminados de la región de Los Lagos hay unos 950 buzos básicos que están trabajando hace 15 días en la extracción de estos animales, según el texto.