Escucha ahora

Música en ADN


Cruz Roja hizo un llamado urgente a los padres a prevenir y aprender técnicas de reanimación

Esto a raíz del fallecimiento de una lactante en una piscina armable en Lo Espejo este fin de semana.

Cruz Roja hizo un llamado urgente a los padres a prevenir y aprender técnicas de reanimación
No dejar nunca solos a niños en el agua, retirar flotadores y aprender maniobras de reanimación cardiopulmonar, son algunas de las medidas que la Cruz Roja Chilena pidió para evitar tragedias como la de este domingo en Lo Espejo, donde una niña de 8 meses murió ahogada en la piscina armable de su casa.

El presidente de la institución, Patricio Acosta, señaló que del total de niños que sufren estos accidentes, el 60% fallece y el 40% resulta con severos daños neurológicos.

Acosta enfatizó en que "a la gente se le olvida, no hay que dejar niños chicos solos, ni siquiera en la bañera".

"La otra recomendación, en las piscinas de los condominios, por ley deben tener una malla o reja de seguridad y deben tener un salvavidas, o deben estar los adultos mirando a los niños. No dejar juguetes inflables porque esas cosas les llama la atención y gatean o buscan la manera de llegar a los juguetes y eso provoca accidentes", añadió.

Gonzalo Martínez, coordinador de Primeros Auxilios de la Cruz Roja, recordó que los flotadores con forma de neumático y las "alitas" que se usan frecuentemente en piscinas domésticas, son peligrosas.

Martínez indicó que no son salvavidas, sino que juguetes. "Lo dice su etiqueta, lo único que salva vidas es el chaleco salvavidas normado por ley en nuestro país", afirmó.

La campaña "Cuando un niño muere, tú mueres con él" que levantó la Cruz Roja en redes sociales, también pretende incentivar a los padres a aprender técnicas básicas de primeros auxilios, a través de úna aplicación para smartphones llamada "Cruz Roja Chilena".

La herramienta está disponible para descarga en Iphone y Android y enseña de manera sencilla cómo realizar una reanimación cardiopulmonar en caso de asfixia por inmersión, situación que causa la muerte de 130 menores de 14 años al año, según datos de la Senadis.