Escucha ahora

Trasnoche ADN


Cristian Warnken y Alianza Francesa: Privilegia resultados por sobre desarrollo integral del alumno

El escritor sacó a uno de sus hijos del establecimiento. "La sensación que me queda es que el colegio no está preparado para contener este tipo de situaciones"

Cristian Warnken y Alianza Francesa: Privilegia resultados por sobre desarrollo integral del alumno

Cristián Warnken. Foto: Reproducción

A través de una carta enviada a la comunidad del colegio Alianza Francesa, establecimiento donde asistía el joven que acabó con su vida días después de haber sido sorprendido con marihuana, el escritor, académico y exalumno Cristian Warnken, criticó el accionar de sus directivos y realizó un llamado para que haya más cuidado con la forma en que se trata a los estudiantes.

En la misiva, a la que tuvo acceso exclusivo ADN.cl, agradeció el comunicado del colegio, pero cuestionó la llegada de policías al lugar. "¿Era realmente necesario llamar a carabineros? Aunque la madre se demorara, me parece que había un espacio para que el colegio contuviera internamente la situación", escribió, respaldándose en experiencias similares como profesor jefe de colegio durante muchos años.

"La sensación que me queda es que el colegio no está preparado para contener este tipo de situaciones", continuó Warnken, apuntando a que "una cada vez mayor deshumanización -producto de una educación que privilegia resultados académicos por sobre el desarrollo integral y humano del alumno- ha hecho perder el norte" a la institución. 

Además, expresó que por estas razones y "con dolor de ex-alumno y ferviente admirador de la cultura francesa", decidió sacar a uno de sus hijos. "Hay en el colegio síntomas de una crisis muy profunda: muchos alumnos que se sienten solos, no acogidos por sus pares, una competitividad académica alienante, etc", continuó, apuntando sus dardos hacia los directivos del Alianza Francesa.

"Si bien es cierto que hay un equipo profesional y humano de chilenos que hacen lo posible por mejorar esto, tengo la sensación que la dirección del colegio no se preocupa de verdad de otra cosa que no sea el objetivo de resultados académicos", confesó.

Revisa la carta completa, a continuación:

4 de septiembre de 2017, 6:01, Cristian Warnken < >escribió:

Estimados(as):

Se agradece esta carta aclaratoria, pero de todas maneras, me parece que el procedimiento pudo ser mejor: ¿era realmente necesario llamar a carabineros? Aunque la madre se demorara, me parece que había un espacio para que el colegio contuviera internamente la situación. Fui profesor jefe de colegio durante muchos años y me tocó enfrentar situaciones análogas y jamás llamamos a carabineros. La sensación que me queda es que el colegio no está preparado para contener este tipo de situaciones, que la masividad y complejidad de nuestro establecimiento, unido a una cada vez mayor deshumanización-producto de una educación que privilegia resultados académicos por sobre el desarrollo integral y humano del alumno-ha hecho perder el norte a un colegio que lleva el nombre de Antoine de Saint Exupéry, un humanista que en "El Principito" lanzó un llamado de alerta sobre la alienación humana y una invitación a "crear lazos", a demorarse en lo simple, a cultivar afectos. ¿Puede ser eso posible en un colegio que deshace  los grupos de amigos cada año? 

Con dolor de ex-alumno y ferviente admirador de la cultura francesa, tuve que tomar la decisión de sacar a uno de nuestros hijos del colegio por lo mismo. Hay en el colegio síntomas de una  crisis muy profunda: muchos alumnos que se sienten solos, no acogidos por sus pares, una competitividad académica alienante, etc. Si bien es cierto que hay un equipo profesional y humano de chilenos que hacen lo posible por mejorar esto, tengo la sensación que la dirección del colegio no se preocupa de verdad de otra cosa que no sea el objetivo de resultados académicos. Y en estos tiempos en que es más difícil educar, en que nuestros jóvenes se ven expuestos a miles de estímulos, en que la infancia se acelera cada vez más, en que no hay referentes, un colegio puramente centrado en esto está condenado al fracaso.

La historia trágica y dolorosa de este muchacho es sólo un síntoma. Es verdad que su historia personal aporta elementos para comprender el descenlace, pero creo que no pensar que el colegio puede cumplir un rol educativo y humano es abdicar de lo que es consustancial a lo educativo. 

Yo creo que lo sensato hubiera sido: darle más tiempo  a los padres para llegar al colegio, hacer intervenir a la psicóloga, conversar mucho con el alumno, etc ¿Porqué carabineros? ¿Le estaba haciendo daño a alguien, ejerciendo una violencia incontenible, etc? Aunque no lo llevaran esposado, para un niño que ya estaba con problemas afectivos fuertes, el hecho de tener que ir a una comisaría tiene que haber sido un hecho traumático que probablemente aceleró su trágica decisión final. A todas luces fue un error, un error grave. No se trata de buscar culpables, ni nada de eso, se trata de que el colegio y los padres tomemos este caso y hagamos una reflexión profunda, nos abramos a una autocrítica, revisemos de verdad lo que está pasando en el colegio. Es la hora de la autocrítica, la humildad, y no de la soberbia e indiferencia, eso es lo que demuestra si un colegio tiene coraje pedagógico o no: saber aprender de las crisis, que pueden volverse oportunidades. Por mi lado, ofrezco mi apoyo en lo que sea necesario para esto.

Ojalá los padre seamos activos frente a esto y ayudemos  a la Alianza a hacerse una revisión profunda. De más está decir que acompañamos a los padres, familia, compañeros y profesores de Nicolás en estos momentos de hondo dolor.

Los saludos a todos y todas cordialmente

Cristián Warnken
 

X