Escucha ahora

Ciudadano ADN


Concepción: Corte Suprema ordena tomar medidas por perros vagos

La seremi de Salud del Biobío y la municipalidad local deben detectar a los animales y confinarlos en sitios donde reciban el cuidado debido a su condición.

Concepción: Corte Suprema ordena tomar medidas por perros vagos
La Corte Suprema ordenó a la Secretaría Regional Ministerial de Salud del Biobío y la Municipalidad de Concepción adoptar medidas de control de los perros vagos que circulan en la ciudad y que han agredido a transeúntes.
 
En fallo unánime, la Tercera Sala del máximo tribunal acogió el recurso de protección presentado por víctima que fue mordida por jauría en las cercanías de los Tribunales de Concepción, en julio del año pasado.
 
La sentencia del máximo tribunal revoca el fallo de la Corte de Apelaciones penquista que rechazó la medida cautelar sólo para efectos de que las autoridades recurridas, en el plazo de 30 días, realicen una planificación conjunta para el control de perros vagos en la ciudad, en respectivos ámbitos y competencias.
 
"Más allá de las acciones que se dicen realizadas por los recurridos en este ámbito, es lo cierto que por su intermedio no se logró el objeto pretendido por la ley, esto es, la detección de los animales sin dueño que vagan por las calles de la ciudad y su confinamiento en sitios donde reciban el cuidado debido a su condición, que ha de incluir la atención de su salud si se encuentran enfermos. Como resulta evidente, los órganos estatales recurridos se encuentran obligados a garantizar a las personas que transitan por las vías públicas de Concepción que lo hagan sin verse expuestas a las conductas agresivas de animales como los que atacaron al recurrente, tanto por razones vinculadas a su integridad física y psíquica como estrictamente sanitarias, finalidad que en la especie no fue satisfecha, desde que perros que vagaban por las calles de esa ciudad, aparentemente sin dueño, atacaron al actor, Antonio Andrés Alarcón Azocar", sostiene el fallo del máximo tribunal.

"En estas condiciones no cabe sino concluir que los entes recurridos incumplieron los deberes legales y reglamentarios descritos, incurriendo en una conducta omisiva que posibilitó que un grupo de cuatro perros atacara al recurrente de autos en un sector de la ciudad de Concepción, negligencia que debe ser calificada, en consecuencia, de ilegal, toda vez que los recurridos, pese a encontrase sometidos al deber preventivo descrito precedentemente, no encaminaron acción eficaz alguna con tal fin, desidia que derivó en la acometida sufrida por el recurrente".

Además la sentencia considera que, tanto la seremi de Salud del Bío Bío como la Municipalidad de Concepción han incurrido en omisiones que han perturbado el derecho a la vida e integridad física y psíquica de las personas, por lo que se deben adoptar medidas para evitar que ocurran nuevas agresiones de este tipo.

Presentación previa del documento adjunto: