Escucha ahora

Ciudadano ADN


Clínica deberá pagar $86 millones por acoso sexual a doctora en WhatsApp

El jefe de pacientes críticos de la Clínica Hospital del Profesor acosaba a una médico residente.

Clínica deberá pagar $86 millones por acoso sexual a doctora en WhatsApp

WhatsApp. Foto: Getty Images

La Clínica Hospital del Profesor fue condenada a pagar $86.357.000 a una extrabajadora que debió soportar el acoso sexual de un médico y luego ser despedida a diez días que le informara a su jefe que había contraído el Acuerdo de Unión Civil (AUC).

Un grupo de WhatsApp de doctores, cuyo fin era informar sobre la situación de los pacientes, era utilizado por el jefe de pacientes críticos del recinto médico (E.E. de 60 años) para realizar insinuaciones sexuales a una médico residente (G.W. de 29 años).

Una fotografía con el texto "Los huracanes tienen nombre de mujer porque llegan húmedos y salvajes, y cuando se van te dejan sin casa, sin coche y hasta sin hijo", una imagen de una mujer joven y escotada dentro de un cooler con el escrito "Rifa para el Día del Padre. Hielera y 57 kilos de carne", un mensaje con "El hombre es exitoso cuando el whisky que bebe es más viejo que la mujer que se come".


 

Eso compartía el médico en el grupo, en la que la doctora era la única mujer. El sujeto luego decidió enviarle mensajes directos. Ella presentó una demanda de tutela laboral. El juez Álvaro Flores, del Segundo Juzgado del Trabajo de Santiago, falló a favor de la profesional por "vulneración a los derechos fundamentales ejecutando actos reiterados de acoso sexual y discriminación en razón de su condición de ser mujer".

El juez consideró acreditado el acoso sexual y la existencia de una cultura institucional "en la que unos reproducen estereotipos degradantes, concepciones y formas de razonamiento que se manifiestan como violencia y trato discriminatorio", agregando que los doctores "toleran, interactúan, posibilitan y reproducen el escenario degradante en que se manifiesta la dualidad de poderes que se despliega".

Informa La Segunda que la defensa de la clínica argumentó que la mujer nunca se manifestó incómoda con los mensajes. Flores estimó que "no puede desprenderse de ese silencio que no haya incomodidad, rechazo o contrariedad, porque es una relación desigual, asimétrica, donde ella tempranamente ya conoce además la concepción que exhibe su jefe sobre las mujeres".


 
X