Escucha ahora

ADN Hoy


Bloomberg destaca inmigración en Chile: "Hay buenas razones para mantener las puertas abiertas"

Un reportaje de la prestigiosa revista norteamericana detalla que los extranjeros aportan un 0,2 por ciento de crecimiento económico anual.

Bloomberg destaca inmigración en Chile:

Cientos de extranjeros acuden al departamento de Migraciones para regularizar documentos. Foto: Agencia Uno

"Chile se enfrenta al futuro migrante de América Latina", así se titula un reportaje de revista Bloomberg donde se detalla cómo ha tratado el país el explosivo proceso de inmigración colombiana, venezolana y haitiana.

El artículo firmado por el columnista Mac Margolis, destaca que "una vez más, la inmigración está dando nueva forma al flanco sur del hemisferio occidental" y precisa que en nuestro país "es fácil ver el lado humano desesperado".

"Los venezolanos escapan a su colapso económico, los haitianos tratan de superar sus catástrofes naturales y políticos en serie, los colombianos huyen de una paz incierta", detalla.


 

Para el especialista en América Latina, el continente "es simplemente parte de la agitación demográfica global que ha avivado el nativismo y envenenado la política de Berlín a Texas".

Sin embargo, resalta que "la mayoría de las naciones de la región han dejado espacio para sus vecinos menos afortunados" pese al "resurgimiento de la xenofobia y el populismo en el mundo rico".

"La mayoría de las sociedades de América Central y Sudamérica están tratando de manejar y no bloquear el flujo de extranjeros, incluso cuando los negocios y la industria aprovechan la ansiosa mano de obra", añade.


 

Para Margolis, "la avalancha hacia Chile tiene sentido. Estable y democrático, cuenta con instituciones sólidas, una economía vibrante y niveles de vida envidiables".

No obstante, advierte que "un concepto de la economía del desarrollo es que cuando los inmigrantes alcanzan el 10 por ciento de una población determinada, la competencia por los empleos y los servicios públicos se vuelve crítica". 

"Podría decirse que la tolerancia histórica de América Latina a los extranjeros puede deberse a que hay muy pocos de ellos. Pese a todo lo que se habla de la ola migratoria, las estimaciones recientes del gobierno determinaron que solo el 6,1 por ciento de la población es extranjera", puntualiza.


 

El reportero afirma que "hay buenas razones para mantener las puertas abiertas. Los migrantes aportan habilidades, iniciativa y energía juvenil, todos los activos que se pueden convertir en empresas en una nueva tierra".

Además, asegura que la inmigración podría ser la solución a la caída a la tasa de natalidad en Chile que se registra desde el año 2000 y, recogiendo los datos del economista Juan Bravo, el proceso aporta un 0,2 por ciento al crecimiento económico anual.

"Contrariamente a la farsa populista sobre el robo de trabajo, los inmigrantes representaron apenas el 2,1 por ciento del empleo total el año pasado", agrega.

X