Escucha ahora

Mediodía en ADN


Agreden a periodista cuando quiso entrevistar a general (r) Fuente-Alba por su patrimonio

El profesional fue empujado por uno de los acompañantes del general (r) en Providencia.

Agreden a periodista cuando quiso entrevistar a general (r) Fuente-Alba por su patrimonio

Juan Manuel Fuente-Alba. Foto: Agencia Uno

Una semana después de que ADN revelara que Juan Miguel Fuente-Alba contabilizó abonos por $7.942 millones de pesos en sus cuentas corrientes nacionales y extranjeras sólo entre 2008 y 2015, el excomandante en jefe del Ejército nuevamente hace noticia.

Esta vez, la exautoridad castrense caminaba por calle Nueva de Lyon, en Providencia, cuando fue requerido por un periodista de nuestra radio, con el objetivo de conocer su declaración respecto a su situación judicial.

Si bien Fuente-Alba continuó su marcha, uno de sus acompañantes agredió al profesional, empujándolo hacia la pared.

Antecedentes

La reacción hacia el periodista respondió al reportaje, donde se destapó que Fuente-Alba, en una sola cuenta del Banco de Chile, recibió depósitos en efectivo equivalentes a $2.118 millones entre 2010 y 2015.

El informe, suscrito por el comisario Claudio Escobedo de la Policía de Investigaciones (PDI), agrega que en el extranjero el matrimonio entre el general (r) y Ana María Pinochet mantuvo entre 2006 y 2013 dos cuentas en el HSBC Bank de Washington, las que recibieron abonos por más de 1,3 millones de dólares, según cartolas entregadas por esa institución bancaria a la Justicia Militar.

Las operaciones en Chile y Estados Unidos están concentradas por ahora en el período 2010 a 2014, justamente el lapso en que Fuente-Alba asumió y desempeñó la Comandancia en Jefe del Ejército. También existen ingresos importantes cuando el oficial fue agregado militar en Estados Unidos.


 

Inversiones por tres mil millones

Las oleadas de recursos en las ocho cuentas bancarias de Fuente-Alba en los bancos BCI, Security, de Chile, Scotiabank y BBVA, que coinciden con compras múltiples de autos de lujo y propiedades, comenzaron el año 2008, cuando el sueldo de alto oficial bordeaba los 2,5 millones de pesos, según consta en la información en poder del Ministerio Público.

Un aspecto clave fueron las pagos de inversiones materializados también a través del Banco de Chile entre los años 2010 y 2015, período en que estas operaciones sumaron $3.083 millones, según información tributaria y bancaria analizada por la PDI.

La cifra, que equivale al costo de construir un liceo de excelencia como el inaugurado en Colina en 2013, fue materializada a través de setenta y tres operaciones, de las cuales un puñado atrajo especialmente la atención de los peritos.

Entre ellas, tres abonos de inversiones por $483 millones materializados entre diciembre de 2013 y mayo de 2014, período que coincide con la salida del general Fuente-Alba de las filas del Ejército, institución en que debió firmar compras de armas y material de guerra por millones de dólares, entre ellas las relacionadas al Proyecto Esparta sobre indumentaria militar y visores nocturnos, investigadas por el fiscal José Morales.


 

El enigma del efectivo

Uno de los principales desafíos de los hombres encabezados por el comisario Escobedo es determinar el origen de los miles de millones de pesos en movimiento, toda vez que los ingresos laborales del otrora alto oficial fueron de sólo $155 millones entre 2010 y 2014, lapso en que Fuente-Alba ejerció la Comandancia en Jefe del Ejército. A ello se suman 76 millones de pesos en viáticos.

"De los depósitos en efectivo más significativos sobresale aquel por 490 millones de pesos realizado el 12 de junio de 2012", apuntó por su parte un informe policial entregado en febrero al magistrado Omar Astudillo, quien luego fue reemplazado por la ministra Romy Rutheford en la VI Fiscalía Militar.

Estos recursos, depositados por un tal "Juan Salinas", fueron utilizados en pagar 76 millones de pesos de un crédito, además de ser destinados a materializar inversiones por 410 millones.

Los recursos que ingresaron al matrimonio conformado por el general Fuente-Alba y Ana María Pinochet, quien no registra ingresos laborales, permitieron a ambos elevar su patrimonio conjunto desde 336 millones de pesos en 2008 a 1.003 millones en 2015, según la PDI.

"Los ingresos totales formales de Juan Miguel Fuente-Alba entre los años 2008 y 2015, que alcanzan los 411 millones de pesos, no guardan relación con el incremento patrimonial", aseguró el comisario Escobedo al ministro Astudillo.


 

La trama

Las acusaciones contra el general Fuente-Alba comenzaron apenas estalló en la prensa en agosto de 2015 el "Milicogate", el caso sobre el fraude de unos 5.500 millones de pesos de la Ley Reservada del Cobre, norma legal que regula los recursos que son destinados a la compra de material de guerra y repuestos bélicos.

El monto defraudado, en comparación, equivale a 20.000 salarios mínimos. Es decir, al sueldo de un trabajador durante 1.600 años.

En medio del escándalo, el extesorero del Estado Mayor del Ejército Clovis Montero, procesado por este fraude, grabó en esa época un diálogo privado con el general Jozo Santic, tesorero del Ejército durante la gestión de Fuente-Alba.

"Yo asumo el error", admitió de entrada el oficial Montero sobre el caso, pero luego apuntó que la corrupción era habitual en el Ejército, deslizando que conocía la existencia de la compra autos de lujo y otras operaciones realizadas por el otrora comandante en jefe.

"¿Cuántas veces yo me di cuenta de cosas y llamaba a la persona que me pedía (favores) y no al que firmaba para que resolviera el tema? ¿Cuántas veces lo hice yo como tesorero del Estado Mayor? Usted sabe las facturas que me llegaban de Lo Curro (de la Casa Militar), por seis o siete millones", recordó Montero.


 

El general Santic intentó calmarlo y le recordó que en la institución siempre surgían problemas con la corrupción. "Tienes que decir que eras el mensajero del diablo", le recomendó.

Tras la publicación del libro Traición a la patria, y la denuncia de las compras reiteradas de propiedades y autos de lujo, la Justicia Civil y Militar abrieron sendas investigación por enriquecimiento ilícito y lavado de activos contra el general (r) Fuente-Alba.

Una comisión investigadora de la Cámara de Diputados citó además al general en retiro, quien al final jamás compareció ante esa instancia. "Por recomendación de mis abogados no resulta recomendable asistir", se justificó ante los congresistas.

Las investigaciones judiciales, que son seguidas estrechamente por el Consejo de Defensa del Estado (CDE), también apuntan a determinar el origen de millonarias captaciones realizadas entre 2010 y 2015, en especial aquellas donde la procedencia del dinero es desconocido.


 

Un aspecto nuevo en las pesquisas es la actuación del agente bancario del general Fuente-Alba en el Banco de Chile, quien jamás reportó las operaciones del oficial, como establece la ley.

En estos millonarios movimientos de dinero, por los que parece inminente el procesamiento de Fuente-Alba, en cuyas operaciones aparecen mencionados oficiales como Mauricio Vera, Rodrigo Hidalgo y el civil Fredy Araya.

Todo, por cierto, como el estallido de una granada, cuyas esquirlas contaminadas amenazan con complicar el futuro judicial de altos generales y coroneles, tanto en retiro como activos.

X