Escucha ahora

Música en ADN


Académico: La Suprema sostiene una especulación psicológica muy difícil de sustentar jurídicamente

Juan Pablo Mañalich criticó el falló de la Corte en el caso de Nabila Rifo y dijo que es "difícil sustentar" que Ortega no quiso matar la mujer al dividir las agresiones.

Académico: La Suprema sostiene una especulación psicológica muy difícil de sustentar jurídicamente

Imagen de referencia. Foto: Agencia Uno

El abogado Juan Pablo Mañalich, académico de la Universidad de Chile, aseguró que la Corte Suprema utilizó un argumento “difícil de sustentar” para no calificar como femicidio frustrado el ataque de Mauricio Ortega a Nabila Rifo.

En conversación con ADN Hoy, el profesional explicó que “la Corte sostiene que en esta segunda maniobra, la de sacarle los ojos, tendríamos que reconocer un indicio de que lo que hizo antes el imputado (golpear la cabeza de la víctima con un bloque de cemento en reiteradas oportunidades) no iba acompañado de la intensión de matar, porque lo que hizo después nos deja ver que en realidad la quería dejar sometida a una existencia determinada por la merma de su capacidad visual”.

Y “ese argumento es difícil de sustentar”, dijo Mañalich. “Supone reconocer retrospectivamente una intención que en realidad es independiente de lo que el acusado pudo haber hecho después”.

“La manera en que la Corte sustenta ese raciocinio  da cuenta de una especulación psicológica muy difícil de sustentar jurídicamente y de la cual un tribunal no debería entrar salvo que esté razonando rigurosamente de la así llamada prueba de indicio”, agregó.

Mañalich analizó los alcances que puede tener el fallo de la Corte Suprema ya no sólo para el caso de los femicidios, sino para cualquier tipo de delito frustrado. “Si uno le da un giro cínico, el mensaje se da a través del fallo es que si alguien aplica un tratamiento potencialmente letal y hay duda de si eso va a terminar resultando en la muerte de la víctima, quizás valga la pena hacer algo después que dé cuenta que uno tenía un propósito diferente, aun cuando eso que se hace después sea delictivamente gravísimo”, dijo. 

X