Escucha ahora

ADN Deportes | Los Tenores de la Tarde


Vacíos legales permiten a los terroristas obtener armas en la Unión Europea

Bélgica concentra gran parte del tráfico ilegal de la venta de armas, o de partes desarmadas que se puede utilizar por terroristas para construir bombas o algún tipo de pistola.

Vacíos legales permiten a los terroristas obtener armas en la Unión Europea
La magnitud del tráfico ilegal y los vacíos legales que permiten a terroristas (o en general, a cualquiera) comprar piezas de armas desactivadas, fácilmente reutilizables, inquietan a las autoridades europeas.

La principal fuente de armas en Europa proviene del mercado ilegal, un magma difícil de estimar. Y Bélgica, origen de la mayoría del arsenal de los atentados cometidos en París en enero de 2015 (contra la revista Charlie Hebdo y un supermercado), concentra gran parte de ese tráfico. Hasta un millón de armas circulaban ilegalmente por este país hace ya 10 años, según una estimación del instituto de análisis Flemish Peace Institute.

Entre 2009 y junio de 2015, la policía belga registró 1.225 casos de tráfico ilícito, un volumen enorme para un país de 11 millones de habitantes.

Las instituciones comunitarias carecen de una estimación europea sobre el mercado negro. Al calor de los atentados de París del pasado noviembre, Bruselas impulsó medidas contra el tráfico de armas y el uso de explosivos. Casi todas las normas se resumen en una: compartir más información entre Estados miembros.

Apenas cinco días después de los ataques del 13 de noviembre en París, la Comisión Europea presentó un reglamento y una propuesta de reforma de directiva con dos objetivos: endurecer los criterios de desactivación de armas —una vez desactivadas, pueden ser adquiridas por cualquiera como un objeto no letal— y restringir la venta de armas semiautomáticas.

Puedes leer más en El País.