Escucha ahora

ADN Noticias


Mesero que atendió a los Obama reveló detalles de la primera cena del mandatario en Cuba

El mesero del San Cristóbal comentó qué platos pidió cada miembro de la familia presidencial: "Yo le ofrecí vino al señor Presidente y me respondió que mañana tenía que trabajar".

Mesero que atendió a los Obama reveló detalles de la primera cena del mandatario en Cuba
Reinier Mely Maldonado, de 33 años, es el nombre del mesero de San Cristóbal que atendió a Barack Obama y su familia en la histórica visita del mandatario de Estados Unidos a Cuba; que relató su experienia al diario El País.

En la primera noche que pasó el hombre más poderoso del mundo en La Habana, su elección fue un solomillo de res a la plancha con vegetales a la parrilla. Su esposa Michelle optó por una Tentación Habanera, “palillos de filete en salsa de vino tinto”, precisa Cotilla Espinosa. Cuando le sirvieron la Tentación, ella les contó que el plato le recordaba al pepper steak que le hacía su abuelo.

Sasha, la pequeña, se comió un solomillo como su padre, la suegra de Obama, Marian Shields Robinson, otro y Malia, la mayor, una brocheta de cerdo.

La Primera Dama pidió un pinot noir, que fue sugeridopor el Somelier. Entre ella y su madre se tomaron tres cuartos de botella. Las chicas y su padre sólo tomaron agua. “Yo le ofrecí vino al señor Presidente y me respondió que mañana tenía que trabajar”, contó Mely.

Obama no se terminó el solomillo. “Me confesó que estaba muy lleno”, dice Mely. El presidente se levantó para ir al baño e ida y vuelta fue flanqueado por sus guardaespaldas. “En el camino al baño iba muy sonriente y saludando a todo el que se encontraba a su paso”, comentó el camarero.

De postre comieron pudín de la casa y flan con leche. Obama y su suegra concluyeron con un café solo. Después, el presidente de los Estados Unidos de América pidió la cuenta. Eran unos 30 pesos cubanos convertibles por cabeza, o 34 dólares al cambio. El elegante Obama no sacó del bolsillo un engorroso monedero sino “un bultico de dinero” y pagó dejando una buena propina.

Lee esta noticia y muchas más en El País.