Escucha ahora

Pauta B


La policía decide no reprimir las protestas en Honduras

Los agentes rechazaron actuar en contra de los manifestantes, que desafiaron el toque de queda.

La policía decide no reprimir las protestas en Honduras

Protestas en Honduras. Foto: Getty Images

La crisis en Honduras se acentúa después de que cientos de policías se revelaron y se niegan a aplicar el toque de queda. Los agentes -muchos de ellos parte de la unidad antidisturbios conocida como "Los Cobras"- salieron a las calles de Tegucigalpa para mostrar su rechazo a la orden. Muchos civiles los recibieron con aplausos. "La verdad es que ya no queremos combatir al pueblo", dijo un uniformado a France Presse.

La rebelión marca un nuevo giro, en la crisis que se desató desde los comicios del 26 de noviembre, cuando el presidente Juan Orlando Hernández anunció que iba a buscar la reelección. Los presidentes hondureños tenían proscrito buscar un segundo mandato hasta que un fallo de la Corte Suprema levantó la prohibición constitucional en 2015.

 

Informa el periódico El País de España, que cuando las protestas se volvieron violentas, el gobierno hondureño decretó el estado de emergencia y un toque de queda nocturno. Una adolescente murió en uno de los enfrentamientos y su familia culpó a la policía, que respondió que investigaría la muerte.

La rebelión de algunos sectores de la policía mostró que la autoridad de Hernández podía desmoronarse. "Lo que exigimos a cambio es la paz, que se resuelva el problema y que no haya más muertes, que no se derrame más sangre", dijo uno de los policías que se rebelaron. El ministro de seguridad pública le restó importancia a la rebelión y aseguró que se trataba de una disputa sobre la paga y el aguinaldo navideño.

X