Escucha ahora

Superciencia


La falsa historia de eutanasia de una adolescente holandesa que se dejó morir

El estado le negó una muerte asistida y Noa Pothoven de 17 años decidió quedarse en su cama sin comer más.

La falsa historia de eutanasia de una adolescente holandesa que se dejó morir

Noa Pothoven

En Holanda la eutanasia es legal desde 2002 y Noa Pothoven solicitó una muerte asistida, al no poder superar estrés postraumático, anorexia y depresión. La clínica rechazó su pedido a la adolescente de 17 años, quien fue víctima de abusos sexuales a los 11 y 12 años, y de violación a los 14 años. Producto de su sufrimiento decidió quedarse en su cama y dejar de alimentarse. Finalmente dejó de existir el pasado domingo.

"No fue una eutanasia, dejó de sufrir, dejó de comer y beber", explicaron los amigos de Noa al diario El País. Un día antes los medios de comunicación de diversos países aseguraba que la menor de edad fallecía por eutanasia y difundían su historia. El error provino de citar a la agencia Central European News, que traduce notas locales al inglés. Informa The Guardian que esa agencia noticiosa ya tenía denuncias por entregar información falsa en sus artículos.

La joven utilizó su cuenta de Instagram para subir una imagen explicando que "seré directa: en el plazo de 10 días habré muerto. Estoy exhausta tras años de lucha y he dejado de comer y beber. Después de muchas discusiones y análisis de mi situación, se ha decidido dejarme ir porque mi dolor es insoportable". La diputada holandesa Lisa Westerveld, quien conocía a Noa, pidió que "los medios que respeten la privacidad de la familia de Noa y le permitan llorar en paz".

La adolescente dejó su historia en el libro "Ganar o aprender". Informa Página 12 que en 2018 Noa llegó al Hospital de Arnhem con bajo peso y la amenaza de que sus órganos vitales fallaran. Según los registros oficiales de muertes en Holanda de 2017, el 4% fueron por eutanasia: Un 80% eran pacientes con cánceres incurables, desórdenes neurológicos, enfermedades cardiovasculares o pulmonares, y sólo 1% tenía problemas psiquiátricos. A la fecha sólo un menor de edad fue autorizado por la justicia.

X