Escucha ahora

Trasnoche ADN


Inteligencia de EE.UU. culpó a Corea del Norte del ataque cibernético que afectó a 170 países

De acuerdo con la NSA, un grupo de hackers ligados al gobierno de Kim Jong Un fue el responsable de propagar el virus WannaCry.

Inteligencia de EE.UU. culpó a Corea del Norte del ataque cibernético que afectó a 170 países

Imagen de referencia. Foto: Getty Images

Corea del Norte estuvo detrás del ataque cibernético que afectó a 170 países durante el mes de mayo, informó la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, de acuerdo con un reporte de The Washington Post

El virus WannaCry fue lanzado por un grupo de hackers denominado Lazarus, pero controlado por el régimen norcoreano. El objetivo supuestamente era recaudar dinero. Algo que no se logró. Los piratas apenas recolectaron 140.000 dólares en bitcoin. El botín, debido a fallos técnicos, no lo han podido utilizar por miedo a dejar rastro.

El origen del virus es la propia NSA. La agencia desarrolló en 2015 EternalBlue, una herramienta digital para asaltar ordenadores, pero unos piratas informáticos llamado los Shadow Brokers (Especuladores de la sombra), de quien se piensa que tuvieron un infiltrado en la NSA, se hicieron con el prototipo y, supuestamente a través de Wikileaks, lo difundieron. Su genética sirvió de base para crear el devastador WannaCry.

Tras apoderarse del computador, este virus emitía un mensaje que comunicaba la necesidad de pagar un rescate de 300 dólares para volver a acceder a los archivos. Una vez activado, empezaba la cuenta atrás. El ataque, originado en torno al 12 de mayo, utilizó como vía de transmisión las conexiones y puertos abiertos para compartir ficheros.

La vinculación de Corea del Norte con ofensivas de este tipo no es nueva. Ya en 2014 Pyongyang asaltó la multinacional Sony Pictures Entertainment para frenar la difusión de La entrevista, una película que ridiculizaba a su líder supremo, Kim Jong Un. La compañía, tras el volcado en la red de millones de correos internos, retiró el filme, de 44 millones de dólares.

Estados Unidos consideró este chantaje un acto de terrorismo internacional. “Las acciones de Corea del Norte tenían la intención de infligir un daño significativo a una empresa de EE UU y censurar el derecho de los ciudadanos americanos a expresarse. Estos actos de intimidación superan los límites del comportamiento aceptable de un Estado", señaló el FBI.

X