Escucha ahora

Música en ADN


Griego lleva catorce años tratando de demostrar que está vivo

Un error administrativo "mató" a Yannis Diamantis desde 2003. No puede votar ni recibir ayuda del Estado, pero sí paga impuestos.

Griego lleva catorce años tratando de demostrar que está vivo

Imagen de referencia. Foto: Getty Images

Tras 14 años de lucha contra la burocracia griega Yannis Diamantis y su mujer decidieron dar el paso de contar su historia a los medios de comunicación: no han conseguido que Grecia reconozca que el hombre sigue vivo.

Yannis Diamantis supo que estaba muerto en 2003, cuando se acercó al registro civil de su distrito, Egáleo, en el noroeste de Atenas, para votar en las siguientes elecciones legislativas.

El hombre no pudo votar porque había sido borrado de los registros. La razón: según el Estado griego, había muerto. 

El error del funcionario se debió a que otro hombre, con el mismo nombre y apellidos, y nombre de padre y madre idénticos, había fallecido en el hospital del Pireo poco antes; solo la fecha de nacimiento era distinta.

El hombre acudió a la justicia, pero los jueces rechazaron su petición porque debían ser los familiares del "difunto", y no él mismo, los que pusieran el recurso. Desesperada, la pareja contaba en la cadena privada ANT1 que los funcionarios llegaron a preguntarle a la mujer: "¿Está usted segura de que su marido sigue vivo?".

Su "deceso" le ha traído una serie de incovenientes. Por ejemplo, su hijo no está cubierto por su seguro médico desde 2003, a pesar de que él paga sus impuestos, pues para la Hacienda griega si él está declarado vivo o muerto es irrelevante, pues ha aceptado todas sus declaraciones anuales.

X