Escucha ahora

Ciudadano ADN


Gobierno colombiano y las FARC lograron acuerdo sobre narcotráfico

Tras más de cinco meses de discusión de este punto, las partes lograron cerrar el tercer pacto de una agenda de seis puntos que rige estas conversaciones

Gobierno colombiano y las FARC lograron acuerdo sobre narcotráfico
El gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC llegaron a un acuerdo sobre el punto de drogas y narcotráfico, el tercer asunto debatido en la mesa de negociación de La Habana desde que comenzó a finales de 2012 el proceso de paz que intenta poner fin al conflicto colombiano. Tras más de cinco meses de discusión de este punto, las partes lograron cerrar el tercer pacto de una agenda de seis puntos que rige estas conversaciones.

El nuevo acuerdo se conoce en la misma jornada en que se anunció también que la guerra en Colombia tendrá un corto respiro de ocho días mientras se realiza la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Así lo anunciaron representantes de la guerrilla de las FARC. “Ordenamos a todas nuestras unidades cesar cualquier acción militar ofensiva contra las fuerzas armadas del Estado y la infraestructura económica a partir de las cero horas del martes 20 de mayo hasta las 24 horas del miércoles 28 de mayo”, dijo el jefe guerrillero Pablo Catatumbo, uno de los negociadores de las FARC en La Habana, Cuba.

Los acuerdos de este nuevo punto sobre drogas ilícitas incluyen programas de sustitución de cultivos, otros sobre prevención y salud pública y finalmente, una solución al tema del narcotráfico, que es uno de los más espinosos porque la guerrilla se ha negado a reconocer su participación en el negocio de estupefacientes. Las FARC argumentaron durante décadas que le cobra a los cultivadores una especie de gramaje y que no ha podido evitar que campesinos se involucren en este negocio ilegal, porque no tienen alternativas económicas diferentes a las de sembrar coca.

Los otros dos puntos que ya fueron acordados son el del problema agrario en Colombia, que se hizo público a finales de mayo de 2013, y el de la participación en política de la guerrilla una vez se desmovilice, que se conoció a finales de noviembre de ese mismo año. Estos acuerdos, que son parciales, solo se conocerán en su totalidad una vez se firme el acuerdo final, bajo la premisa de que “nada está acordado hasta que todo esté acordado”.

El anuncio, sumado al del cese al fuego por una semana, decretado por las dos guerrillas colombianas, las FARC y el ELN, le dan un nuevo impulso a este proceso de paz en momentos cruciales para el gobierno Juan Manuel Santos, que se juega su reelección en primera vuelta el próximo 25 de mayo y cuya bandera principal es la salida negociada de un conflicto armado que ya lleva 50 años. Es ahora cuando Santos que se estanca en las encuestas electorales, podría recibir un nuevo aire político.
X