Escucha ahora

Trasnoche ADN


Francia: la policía y los Chalecos Amarillos se vuelven a enfrentar en una nueva jornada de protesta

Más de 700 personas fueron detenidas, hubo cortes de carreteras en las principales ciudades de Francia y París amaneció resguardada por miles de policías.

Francia: la policía y los Chalecos Amarillos se vuelven a enfrentar en una nueva jornada de protesta

Enfrentamientos en París. Foto: Getty Images

La policía de Francia detuvo a más de 700 personas durante los enfrentamientos con los denominados “Chalecos Amarillos”, en una nueva jornada de protestas contra el gobierno de Emmanuel Macron, en París y en otras ciudades galas.

Los uniformados usaron gases lacrimógenos para hacer retroceder a los manifestantes en una calle adyacente a los Campos Elíseos, cerca del Arco del Triunfo, epicentro de los disturbios del fin de semana pasado. Algunos manifestantes replicaron lanzando proyectiles y petardos.

Alrededor de 1.500 personas se manifestaban en la célebre avenida parisina, según la prefectura de París, en donde casi todos los comercios están cerrados y sus entradas protegidas con tablas de madera para prevenir saqueos.


 

En toda Francia se han desplegado medidas excepcionales de seguridad, pero sobre todo en la capital. Cerca de 90.000 policías están movilizados en todo el territorio. Además, por primera vez en más de una década, se veían en la capital vehículos blindados de la gendarmería.

Todo el oeste de París, donde se encuentra el Palacio del Elíseo (sede de la presidencia) y la mayoría de ministerios, estaba protegido furgones de la policía. Las patrullas bloqueaban el acceso a las principales plazas de la capital, incluida la de la Concordia, uno de los extremos de la avenida de los Campos Elíseos que va hasta el Arco del Triunfo.

La Torre Eiffel, el museo del Louvre y las tiendas del barrio de la Opera mantendrán sus puertas cerradas.


 

Los manifestantes bloqueaban varias carreteras del país. La autopista que conecta París con Burdeos (suroeste) estaba totalmente paralizada después de que un centenar de personas prendieran fuego a palés de madera y a neumáticos.

En la frontera franco-española, los “chalecos amarillos” montaron una barricada selectiva que bloqueaba el paso de los camiones procedentes de España, informó la prefectura de los Pirineos Atlánticos.

En Marsella, 2.000 “chalecos amarillos” desfilaban por el centro de esta ciudad del sureste de Francia. “Es la primera vez que me manifiesto. Recibo 1.248 euros de jubilación y son mis cuatro hijos los que me tienen que ayudar”, dijo Sylvia Paloma, de 70 años.


 

X