Escucha ahora

Ciudadano ADN


"Estoy bien, no te preocupes por mí": Las cartas de los niños tailandeses atrapados a sus familias

El monitor ha pedido disculpas a los padres en una de las misivas transportadas por los rescatistas.

'Estoy bien, no te preocupes por mí': Las cartas de los niños tailandeses atrapados a sus familias

Niños tailandeses atrapados. Foto: Reproducción

El País

"Queridos mamá y papá, no te preocupes por mí, puedo cuidarme". Nattawut Takamsai, de 14 años,uno de los doce niños atrapados en la cueva inundada de Tham Luang en el norte de Tailandia junto con su entrenador, se dirige así a sus padres en una serie de las cartas de los menores que los rescatistas internacionales han hecho llegar a sus familias.

En las cartas, colgadas por los buzos militares tailandeses en su página de Facebook, los niños se esfuerzan por dejar claro a sus padres que se encuentran bien y les envían mensajes cariñosos. La tónica común, que los pequeños jugadores del equipo de fútbol "Jabalíes Salvajes" están tranquilos y cómodos, bien atendidos en la cueva por el numeroso equipo internacional que intenta evacuarles… y que tienen muchas ganas de volver a comer sus platos favoritos una vez que regresen a casa.

"Queridos mamá y papá, estoy bien, (uno de los buceadores) me ha traído pollo frito para comer. Los quiero", cuenta el más joven del grupo, Chanin Wiboonrungrueng, de once años, también conocido como "Titan". Ekkarat Wongsookchan, de 14 años y el portero del equipo, se compromete a ayudar a su madre en cuanto salga de la cueva: "he estado fuera dos semanas, pero cuando esto se acaba iré a ayudar a mamá a vender" en el negocio familiar.

Sigue leyendo en EL PAÍS

X