Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Estados Unidos y Rusia cerca de reabrir la ruta del rearme militar

Vladímir Putin y Donald Trump se acusan de incumplir el pacto INF y ponen en riesgo la estabilidad mundial.

Estados Unidos y Rusia cerca de reabrir la ruta del rearme militar

Armamento militar. Foto: Getty Images

Se viven años de tensiones crecientes, en medio de una industria militar con arsenal moderno y dispositivos rápidos y variados. "Ahora existe un mayor riesgo de que se usen armas nucleares en un conflicto, algo que parecía casi impensable", asegura el general ruso retirado Vladímir Dvorkin, de la Academia Rusa de las Ciencias.

Alexandra Bell, segunda en el escalafón directivo del Centro para el Control de Armas y No Proliferación de Washington, asegura que podríamos estar ante una "nueva guerra fría armamentística", pero advierte que "una vez logramos zafarnos del abismo nuclear, pero puede que no seamos tan afortunados la siguiente".

En 1987 los gobernantes Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov firmaron el tratado sobre armas nucleares de corto y mediano alcance (INF). Era el comienzo del fin de la carrera armamentística y de la Guerra Fría. Llegaron a deshacerse cerca de 2.700 ojivas nucleares y misiles de crucero de tierra de medio alcance.

Ambas potencias nucleares redujeron sus armas de 63.000 en 1986 a cerca de 8.100 en la actualidad. Ante los anuncios de Donald Trump y Vladimir Putin de que se retiraban del INF, quedan unos seis meses para salvar el acuerdo. A partir de ahí se inicia el rearme, desatando la preocupación mundial.

Incluso el ministro de economía alemán, Peter Altmaier, afirmó que -pese a que desea que el INF se mantenga- no descarta el rearme de su país. Dijo que no hacerlo "debilitaría" la posición negociadora de Alemania. Ya en marzo de 2018, Putin presentó un misil "invencible" e hipersónico, asegurando que los nuevos sistemas penetrarían el escudo antimisiles de Estados Unidos.

Los rusos probaron en diciembre el Avangard. Fue un gesto hacia Washington y el presidente estadounidense. Informa El País que la Casa Blanca se preparaba para la ruptura del pacto, porque ya desarrolla un cohete de ataque de precisión, previsto para 2023 y que estaría fuera del rango permitido por el INF.

X