Escucha ahora

Mediodía en ADN


Donald Trump pidió la renuncia del fiscal general, Jeff Sessions

El jefe de la Casa Blanca ha atacado de manera regular al Departamento de Justicia por la investigación de la trama rusa.

Donald Trump pidió la renuncia del fiscal general, Jeff Sessions

Jeff Sessions. Foto: Getty Images

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, renunció a su cargo por petición del presidente, Donald Trump.

El jefe de la Casa Blanca ha atacado de manera regular al Departamento de Justicia encabezado por Sessions: los culpa de la investigación especial sobre los vínculos entre su campaña presidencial y Rusia.

Querido señor presidente, a solicitud suya entrego mi renuncia”, escribió Sessions en su carta de renuncia, citada por The New York Times.

Matthew Whitaker, el jefe de personal de Sessions, tomará su lugar como fiscal general interino, anunció Trump, que tomó la determinación al día siguiente que los demócratas recuperaran el control de la Casa de Representantes.


 

En marzo de 2017 Sessions se recusó de la investigación de la trama rusa porque trascendió que, durante la campaña electoral, mantuvo un encuentro con el entonces embajador ruso en Washington, Serguéi Kislyak, sin informar al Senado. Esa inhibición dio lugar a que, pocos meses después, el caso acabase en manos de un fiscal especial, Robert S. Mueller.

Tras la recusación de Sessions, el número dos del Departamento de Justicia, Rod Rosenstein, se convirtió en el máximo responsable de la investigación. La situación dio un giro completo en mayo, cuando el presidente decidió otro cese infrecuente y también sumamente controvertido, el del director del FBI, James Comey, a quien también había criticado por su investigación de la trama rusa. Rosenstein, para proteger la credibilidad de estas pesquisas, decidió entonces nombrar al fiscal especial Mueller.

    Matthew G. Whitaker

Desde entonces, Trump atacó a Sessions públicamente. Una de las críticas más recientes tuvo lugar a finales de agosto, cuando en una entrevista en la cadena Fox dijo: “Puse a un fiscal general que nunca tomó control del Departamento de Justicia, lo que parece una cosa increíble”.

"Aceptó el trabajo y luego dijo: 'Me voy a recursar a mí mismo'. ¿Qué clase de hombre hace esto?", agregó.

Tras la salida de Sessions, la investigación a manos de Mueller, ya no depende de Rosenstein. Ahora estará en control del fiscal general interino que sustituye a Sessions, Matthew G. Whitaker, un fiscal de la era Bush hijo que resulta ser un gran detractor de la investigación del fiscal general. En un artículo de agosto de 2017, Whitaker advirtió de que el caso estaba yendo demasiado lejos y que, si la investigación entraba en las finanzas personales del presidente, podía tratarse de una “mera caza de brujas”.

X