Escucha ahora

Pauta B


Donald Trump defendió la tortura como medio para combatir el terrorismo

"El ahogamiento simulado estaría bien, nosotros trabajamos con leyes y ellos (los terroristas) no, y si pudieran ampliarse las leyes yo haría más que ahogamiento simulado", afirmó.

Donald Trump defendió la tortura como medio para combatir el terrorismo
El precandidato republicano a la Casa Blanca Donald Trump abogó este martes por aplicar la tortura a los terroristas detenidos y por restringir la entrada de inmigrantes en EEUU, luego de los atentados del aeropuerto y el metro de Bruselas que han dejado al menos 34 muertos y 136 heridos.

"Si yo soy presidente, vamos a ser muy duros y muy fuertes y vigilantes. No dejaremos que eso pase en nuestro país y, si pasa, los encontraremos (a los terroristas) y los haremos sufrir muchísimo", aseguró el magnate en una entrevista telefónica en la cadena NBC.

Trump defendió además una de sus propuestas más controvertidas, la de someter a los terroristas detenidos a tortura por ahogamiento simulado para "extraer toda la información y extraerla rápido".

"El ahogamiento simulado estaría bien, nosotros trabajamos con leyes y ellos (los terroristas) no, y si pudieran ampliarse las leyes yo haría más que ahogamiento simulado", afirmó.



El multimillonario, favorito para ser el candidato de su partido a la presidencia, prometió "ser muy, muy, muy duro con las fronteras" y "no permitir que entre nadie sin la documentación adecuada" si gana las elecciones del 8 de noviembre.

"Yo excluiría a la gente que viene de Siria sin documentación, que están en la línea de inmigración y tienen teléfonos móviles. Y te preguntas, quién les da el teléfono móvil", afirmó hoy en una entrevista telefónica en la cadena NBC.

"No hay asimilación, quieren la ley sharia (ley islámica), no quieren las leyes que tenemos. (...) La asimilación ha sido un desastre, se ve en París y Bruselas, y lo que ha pasado con Alemania, con la idea brillante de Angela Merkel de permitir entrar a tantas personas", agregó.

Para el magnate, Bruselas "solía ser una de las mejores ciudades y ahora es catastrófica, muy peligrosa y la Policía no tiene control".