Escucha ahora

Trasnoche ADN


Dinamarca planea enviar a una isla a los inmigrantes que no consigan asilo

En el islote habrá también criminales extranjeros que hayan cumplido condena.

Dinamarca planea enviar a una isla a los inmigrantes que no consigan asilo

Imagen de referencia. Foto: Getty Images

El Gobierno danés, una coalición de centroderecha (liberales, conservadores y moderados), apoyada por la ultraderecha xenófoba del Partido Popular Danés (PPD), propuso enviar a una isla a los inmigrantes a los que se les haya denegado el asilo y no se les pueda deportar a su país de origen.

El destierro está previsto que se inicie en 2021 y una cárcel en desuso de la pequeña isla de Lindholm, de siete hectáreas (70.000 metros cuadrados), será el nuevo destino para hasta 125 extranjeros entre los que habrá también criminales que hayan cumplido condena.

"La propuesta está enfocada a mantener la ley y el orden", explicó el Gobierno en un comunicado que adopta el discurso de los escandinavos más ultras: Ley y orden era justamente el lema electoral de los neonazis Demócratas Suecos (DS) en las pasadas elecciones, en las que se situaron como la tercera fuerza política.

El PPD fue más allá y, junto a un video publicado en Twitter en el que se muestra a un hombre extranjero llegando en barca a una isla desierta, dijo: "Los criminales condenados NO TIENEN NADA QUE HACER EN DINAMARCA. Hasta que no nos podamos deshacer de ellos, les trasladaremos a la isla de Lindholm, en la bahía de Stege, donde estarán obligados a permanecer en el nuevo centro de expulsión por la noche. Y habrá policía a todas horas".

"Los extranjeros que han abusado de la confianza de la sociedad danesa y cometido actos criminales deben tener las condiciones más austeras posibles y ser controlados de forma consecuente", dijo hace unos días la ministra de Integración, Inger Støjberg. "Ellos no son queridos en Dinamarca y deben sentirlo", agregó. 


 

Aunque el Parlamento danés debe aprobar la propuesta en una sesión que aún no tiene fecha programada, los planes para Lindholm ya se han incluido en los presupuestos de 2019, año electoral en Dinamarca.

De aprobarse, Lindholm será acondicionada, contará con presencia policial, y se convertirá en el hogar de un máximo de 125 antiguos convictos extranjeros y de solicitantes de asilo cuyas peticiones hayan sido rechazadas o que hayan sido condenados por delitos penales o relacionados con las drogas y las armas, según el anuncio del ministerio. La isla está comunicada con el resto del país por un ferry que dura 20 minutos y que dejará de operar por las noches.

Los internos, por su parte, tendrán la posibilidad de dejar la isla durante el día y viajar en un transbordador hasta la pequeña localidad de Kalvehave. Sin embargo, deberán regresar de noche para dormir en el recinto.
 

X