Escucha ahora

ADN Deportes


África dice adiós al ébola, pero mantiene la alerta

Varios expertos que se enfrentaron al virus reclaman más investigación y un sistema de respuesta mundial más ágil y eficaz.

África dice adiós al ébola, pero mantiene la alerta
Se acabó. La peor epidemia de ébola que el mundo ha conocido y que provocó 28.637 contagios y 11.315 muertos llega oficialmente a su fin este jueves, justo 42 días después de que el último paciente fuera dado de alta en Monrovia, la capital de Liberia.

Han pasado más de dos años desde que aparecieron, en diciembre de 2013, los primeros casos de un brote que se extendió con ferocidad por Guinea, Liberia y Sierra Leona, llegó hasta Malí, Nigeria y Senegal e incluso saltó fuera del continente con casos puntuales en Estados Unidos y España. El peor momento se vivió en el verano de 2014 y durante el año pasado se fue extinguiendo lentamente.
 
La epidemia, muy mal gestionada en los primeros meses, deja tras de sí en los países afectados sistemas sanitarios debilitados, que sufren una pérdida de confianza por parte de la población y que están obligados a mantener activa la alerta ante la sorprendente capacidad del virus para resistir hasta seis meses en el organismo de algunos supervivientes, así como un gran impacto psicológico en la población que no pudo despedir a sus familiares.

Al mismo tiempo, en la comunidad internacional se ha extendido una sensación de enorme fracaso en la respuesta y la necesidad de aprender algunas lecciones, como la importancia de primar la investigación en patógenos hasta ahora considerados no prioritarios, para que algo así no vuelva a ocurrir.

Sigue leyendo a nuestros compañeros de El País.