Escucha ahora

Música en ADN


"No+AFP" presentó propuesta que promete una jubilación mínima de $277 mil

La agrupación planteó que el eventual nuevo modelo debe ser administrado por un organismo autónomo.

La mesa representativa de "No+AFP". Foto:

Por Andrés Huerta, ADN

Como revolucionaria calificó el movimiento "No+AFP" su propuesta para reemplazar el actual sistema de capitalización individual por uno de reparto que garantiza pensiones mínimas de 277 mil pesos.

La idea es instaurar una administradora estatal que reciba todos los fondos de pensiones existentes en las AFP, que representan cerca del 70% de la economía nacional, y además elevar la cotización hasta el 18 por ciento, una mitad correspondiente a aporte de los trabajadores y la otra, de los empleadores.

El vocero de la coordinadora, Luis Mesina, emplazó a la Presidenta Michelle Bachelet a hacerse cargo del problema previsional, señalando que ella "está prisionera de sujetos que tienen el paradigma del monetarismo y le han mentido descaradamente".

"Incluso así, nosotros le haremos esta propuesta de que es perfectamete posible llegar al final del siglo con una propuesta revolucionaria que pone definitivamente los ahorros de los trabajadores a entregar pensiones dignas al final de la vida activa", dijo.


 

Recelo ante la propuesta

El tema fue visto con distancia por los expertos del área. El consultor de Previsionarte, Andrés Guerra, sostiene que una reforma debe ser realizada desde las bases del actual sistema, pero no reemplazar el que ya existe por uno de reparto.

"Sigo pensando que el sistema de reparto es inviable y en el caso de que pensáramos en una situación como ésa sería viable por unos años, pero los fondos acumulados -saltándonos todas las situaciones de la expropiación y toda la judicialización que se produciría- se acabarían en 25 ó 30 años más, y las generaciones a partir de ahí ¿cómo se financiarían? El 18 por ciento de aportes no alcanzaría", señaló.

Luego de una reunión protocolar con la ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss, el presidente de la Sofofa, Hermann von Mühlenbrock, expresó su preocupación por el debate y defendió la validez del actual modelo.

"Todos los países están saliendo del sistema de reparto y pensar en volver a algo malo, donde las personas antes ponían 20 y ahora ponen 10 (...) No hay que olvidar que el sistema de NO+AFP nace de un problema del sistema de reparto, donde a través de subterfugios, granjerías o presiones, la gente llegaba a tener jubilaciones mayores al sueldo que tenía como activo", argumentó.

Desde la coordinadora propusieron, por último, que el organismo que administre el eventual nuevo sistema sea de carácter autónomo, tal como el Banco Central.