Escucha ahora

Trasnoche ADN


Publicidad

VIDEOS A 11 años de la gesta de Massú y González: Los ‘Héroes de Atenas’

Dos medallas de oro y una de bronce enmarcaron el paso de estos dos amigos que estuvieron a un paso de toparse en la final de singles.

VIDEOS A 11 años de la gesta de Massú y González: Los ‘Héroes de Atenas’
Hace exactamente 11 años dos jóvenes ‘guerreros’ caminaban por Atenas buscando protagonismo en un deporte tan antiguo como famoso.

Nicolás Massú Freud y Fernando González Ciuffardi no sólo fueron protagonistas en suelo heleno, sino que escribieron la página más hermosa de la historia del tenis chileno, en una hazaña sólo comparable con el número 1 del mundo alcanzado por Marcelo ‘Chino’ Ríos en el año 1998. 

La XXVIII edición de los Juegos Olímpicos ha sido la más generosa con el deporte nacional gracias a la gloriosa gesta del ‘Nico’ y del ‘Bombardero de La Reina’. Dos medallas de oro y una de bronce enmarcaron el paso de estos dos amigos que estuvieron a un paso de toparse en la final de singles, de no ser por una fuerte torcedura de tobillo de González durante las semifinales con el estadounidense Mardy Fish. 

El pleno chileno no se logró en la capital de Grecia, pero en la memoria colectiva aún están esas maratónicas jornadas del 21 y 22 de agosto de 2004, primero con el bronce del ‘Feña’, venciendo con un angustiante 16-14 a Taylor Dent en el set decisivo, y el histórico oro en el dobles, tras sacarse cuatro match point frente a la dupla alemana de Nicolas Kiefer y Rainer Schüttler. 


Al día siguiente, Massú entraba a la pista ateniense con muchísimas horas en el cuerpo y una semana dura en batallas, donde se dio el gusto de dejar en el camino a jugadores de la talla del brasileño Gustavo Kuerten y el español Carlos Moyá. 

Al frente estaba Mardy Fish. Un jugador experimentado en pista dura que se puso a tiro de cañón para colgarse la presea dorada. Pese a ceder el primer set, el nacido en Minnesota ganó los dos siguientes y se aprestaba a abrochar en el cuarto el triunfo. Sin embargo, el estadounidense tenía al otro lado de la red a un gladiador, que no se daba por vencido fácilmente y que desplegaba en todos los rincones su capacidad de lucha como estandarte. 

Pelota ancha del estadounidense y Massú se tira al piso para celebrar, aún no dimensionando la importancia de su logro. “Lo que hice en Atenas fue lo más grande de mi vida, un sueño hecho realidad; tuve otros éxitos pero ese, con la camisa de mi país, lo recuerdo de una manera especial”, comentó en su oportunidad el ex 9 del mundo. 


A miles de kilómetros de distancia, en Chile, las celebraciones se multiplicaron en las calles y en los hogares. Una fiesta nacional que se prolongó hasta altas horas de la noche. 

Cuatro años después, en los JJ.OO de Beijing, Fernando González buscó emular la hazaña de su compañero, pero en la final se encontró con un inspirado Rafael Nadal, dos del orbe en aquella ocasión. Presea de plata para ‘Mano de Piedra’, quien agigantó en China su leyenda. 
X