Escucha ahora

ADN Noticias


Publicidad

Novak Djokovic confirmó que intentaron sobornarlo

El serbio admite que le ofrecieron dinero por perder un partido de 2007 en San Petersburgo, esto luego de que se destapara una supuesta red de apuestas ilegales.

Novak Djokovic confirmó que intentaron sobornarlo
Se esperaba que se pronunciase, en su condición de número uno, y Novak Djokovic no se escondió. El serbio se refirió a la información publicada por BBC y BuzzFeed News, en la que se destapa una supuesta red de apuestas ilegales en partidos que involucra a 16 jugadores del top-50 y al torneo de Wimbledon:

"No hay ninguna prueba contra un jugador en activo. Mientras sea así, es simple especulación". Con esta contundencia se expresó el serbio, que en su estreno en Australia venció al surcoreano Hyeon Chung (6-3, 6-2 y 6-4, en una hora y 55 minutos). Sin embargo, la competición está en un segundo plano.

Djokovic manifestó: "Hasta donde yo sé, no pasa en el nivel top. En el nivel challenger, en ese tipo de torneos, quizás ocurra o quizás no", explicó Nole, de 28 años. "Yo siempre tomaré la decisión correcta. Pero solo puedo hablar de mi propio comportamiento", agregó.

Sí admitió el rey del circuito que en 2007 fue tentado. En concreto, le ofrecieron 200.000 dólares por perder un partido en la primera ronda de San Petersburgo.

"Desafortunadamente, en aquellos tiempos había rumores y la gente hablaba. En los últimos seis o siete años no volví a escuchar algo similar", afirmó. "En aquel momento me sentí mal porque no quiero estar ligado a esto de ninguna manera. Para mí es un acto que va en contra de los valores del deporte, es un crimen contra el deporte. Afortunadamente para mí, nunca necesité involucrarme en este tipo de situaciones".

Según la información, la trama mafiosa tendría origen en Rusia, el norte de Italia y Sicilia. Debido a las sospechas, la Unidad de Integridad del Tenis (TIU) -encargada de controlar posibles irregularidades- investigó 26.000 partidos desde hace siete años y de sus informes se desprende que algunos jugadores (que se reunían previamente con mafiosos en sus hoteles y pactaban la derrota a cambio de 50.000 dólares) se dejaron ganar.

El caso, además, salpica a Wimbledon, uno de los eventos deportivos más prestigiosos del mundo. Tres partidos del major británico habrían sido pactados.

Escándalo de amaños en el tenis