Escucha ahora

La Prueba de ADN


Publicidad

La historia de amor tras el beso que marcó los Juegos Paralímpicos de Río 2016

El beso entre los basquetbolistas canadienses Adam Lancia y Jamey Jewells fue la imagen más comentada durante el certamen deportivo.

La historia de amor tras el beso que marcó los Juegos Paralímpicos de Río 2016

Adam Lancia yJamey Jewells. Foto: Twitter/@xmarcor

El fin de los juegos Paralímpicos de Río de Janeiro dejó una enorme cantidad de postales que quedarán en la retina de cada uno de sus espectadores, pero la imagen más comentada del evento deportivo fue la que corresponde a la de un beso entre dos atletas canadienses, el cual tiene un trasfondo marcado por la superación y por el amor.

La imagen, que fue tomada por un fotógrafo de la Agencia Reuters, muestra al basquetbolista Adam Lancia de 36 años abrasando y besando a su pareja Jamey Jewells de 27 años arriba de su silla de ruedas tras un partido de basquetbol femenino en donde Jewells participó representando a su país.

Adam comenzó a practicar deportes adaptados por nacer sin tener una de sus piernas completamente desarrolladas, pero a los 9 años comenzó a tener un profundo interés por el basquetball, disciplina que lo cautivó y a la que le dedicó su vida por completo.

Durante su carrera, logró conocer a Jamey, que fue una joven que perdió la movilidad de sus piernas debido a un accidente vehicular que sufrió a los 14 años, pero resultó ser otra atleta que practica su mismo deporte  y por el que comenzó a competir desde Londres 2012 y que ahora volvió a competir por su país en Rio de Janeiro.

Superando sus dificultades, ambos lograron establecer una relación, lo que los hizo contraer matrimonio hace cuatro años en una unión donde comparten el amor por el deporte y por la vida. Pero en los últimos juegos olímpicos, Jamey debía jugar frente al equipo de China, el equipo de la canadiense salió victorioso, lo que desató su felicidad y la de su marido, quien corrió hacia ella al final del encuentro, inmortalizando la imagen que más marcó los juegos Paralímpicos de Río 2016.

Card