Escucha ahora

Trasnoche ADN


Publicidad

Javier Castrilli: "Los árbitros sucumben ante el poder dirigencial"

El histórico árbitro FIFA criticó que para el partido entre Perú y Argentina designaran a un juez "que nunca ha dirigido en eliminatorias".

Javier Castrilli:

Javier Castrilli en Francia 98. Foto: Getty Images

Javier Castrilli, histórico árbitro FIFA, analizó la actualidad del colegiado arbitral tanto a nivel mundial como continental en conversación con Los Tenores.

Respecto a la aplicación de la tecnología, el retirado juez reflexionó que "el arbitraje universal está atravesando un momento de transición, donde ese árbitro omnipotente es una especie en extinción que poco a poco va a ir mutando y la tecnología va a ir reemplazando esa carta de garantía de cumplimiento reglamentario".

"Primero nace el fútbol, después nace la figura del árbitro. En el fútbol moderno, la figura de ese arbitraje, depositada esa confianza en la persona humana, no está dando respuesta al conjunto de problemas que va teniendo el fútbol moderno", subrayó.


 

Según el colegiado, "desde la intromisión de la televisión se desnuda cada vez más y de forma más patética los errores y las limitaciones humanas".

"El progreso no nos va a preguntar si estamos de acuerdo o no, o si somos nostálgicos de los años '60, '70, '80 de cómo se jugaba al fútbol. El progreso avanza y se lleva todo aquello que se le pone por delante", manifestó.

Sin embargo, puntualizó que "soy muy crítico de la implementación de la tecnología a través del VAR (sistema de videoarbitraje), porque el tiempo de respuesta de una situación hasta el fallo definitivo es enorme, lo que genera un aumento en la irritabilidad no solo en los jugadores, sino que en el público".


 

Respecto al referato actual, Castrilli criticó que "lamentablemente, a través de los últimos 20 años, quienes se han sucedido en la conducción de los árbitros han bajado líneas directrices tendientes a la flexibilización de la aplicación reglamentaria".

"Los árbitros sucumben al peso de los intereses dirigenciales y del poder de turno aceptando esas indicaciones. El árbitro no puede aceptar otra cosa que no sea la letra y el espíritu del reglamento", disparó.


 

Finalmente, también se refirió a la decisión de la Conmebol de designar a tres árbitros brasileños para el cierre de las clasificatorias, para evitar que colegiados de prestigio como Wilmar Roldán o Andrés Cunha pudieran beneficiar la clasificación de sus selecciones: Colombia y Uruguay, respectivamente.

Castrilli calificó la medida de "radical" y subrayó que para Argentina vs. Perú, donde ambos se juegan la clasificación en La Bombonera, "con todas las características que todos sabemos tiene ese estadio, pusieron un árbitro, Wilson Sampaio, que no tiene experiencia en eliminatorias".

X