Escucha ahora

Música en ADN


Publicidad

El plan secreto del círculo de Jadue que nunca se concretó

Los directivos afines al ex presidente querían mantener el status quo en la dirección del fútbol chileno. Un cuasi voto de censura botó los planes.

El plan secreto del círculo de Jadue que nunca se concretó
El momento era complejo. Sergio Jadue había sido removido de la dirección del fútbol chileno por haber participado en actos de corrupción. Era el primer consejo sin el calerano. Mientras, su secretario Nibaldo Jaque -cuestionado por la entrega irregular de préstamos a Unión La Calera, Deportes Concepción y Deportes La Serena- había enviado una carta de renuncia a sus pares zafando de la interpelación preparada. La votación sobre los excedentes del CDF y los préstamos a los clubes no eran temas fáciles de resolver. El ánimo de los asistentes estaba caldeado.

A ese consejo, Jaime Baeza y compañía llegaron convencidos de seguir dirigiendo el fútbol chileno pese a los vaivenes. Varela, Fistonic, Kiblisky, Baeza y Martínez estaban por mantenerse en la testera del fútbol. No veían razón alguna para irse, pues, a sus ojos, los culpables ya estaban fuera. Ellos estaban limpios. Y el poder seguía encandilándolos. Incluso habían acordado que Antonio Martínez, el dirigente de Everton, sería el fijo reemplazante de Jadue.

Dentro de las atribuciones del consejo de presidentes está censurar individualmente a algunos miembros del directorio. “La censura del presidente y/o los miembros de los tribunales deberá ser individual y se deben aprobar con 4/5 la del presidente y 2/3 para los miembros del Directorio y los tribunales” (artículo 10, punto 9, estatutos de la ANFP).

Precisamente, gran parte de sus miembros se plantó con el firme deseo de dar un voto de censura al directorio. “Habría censura si no se ponía en tabla la votación de los excedentes del CDF”, apunta uno de sus miembros permanentes. “Todos íbamos dispuestos, salvo los tres grandes”, reconoce el mismo. “Alcanzamos a deslizarlo, pero no prendió. El motivo era protestar por todo lo que se estaba conociendo a esa altura porque muchos no le creían al directorio que no lo supieran”, recuerda otro integrante. Varios apuntaban a que la mesa que acompañó por años a Jadue actuó con tal desidia que permitió que se viniera la debacle. Simplemente no creían que desconocieran lo que estaba pasando.

El directorio prefirió abrirse a crear una comisión asesora formada por seis clubes: Audax Italiano, Magallanes, Huachipato, Universidad Católica, O´Higgins y Deportes Temuco. Así, quedó en el olvido la idea de buscar un consenso para mantener a los mismos que venían. Ese 27 de noviembre Baeza y el resto supieron que no tendrían piso para aferrarse al poder. Debieron recular.

En la interna, la formación de la comisión se entendió como una interventora. Poco a poco,ese grupo inició un traspaso de poder que se consolidaría el 4 de enero. Tres de esos clubes forman parte hoy del directorio de la ANFP: Magallanes, Audax Italiano y Deportes Temuco.