Escucha ahora

Ciudadano ADN


Publicidad

El ermitaño del Volcán San José que desafía a la nieve extrema

Cristian Wehrhahn construyó su refugio en la zona del Cajón del Maipo.

Ubicado a sólo 74 kilómetros de la Plaza Baquedano en Santiago, en el sector de Lo Valdés, a 1.880 metros sobre el nivel del mar, Cristian Wehrhahn armó su refugio, donde convive en solitario, junto a su fiel perro Johan. 

A los pies del Volcán San José, ideal para la práctica del free ride, una disciplina de descenso en nieve extrema, el rider del Team Volcom Snow aprovecha su moto de nieve y su tabla para ascender en búsqueda de las mejores zonas del macizo para deslizarse. 


Foto: Claudio Vicuña

 

¿No te da miedo caer y quedarte abandonado arriba?
- Claro que da miedo, por eso no hay que andar solo... no siempre se puede cumplir con las reglas. Y ahí… te aguantas el miedo, y esperas que todo lo que haz aprendido te ayude a no quedar tirado. 


Foto: Claudio Vicuña

 

¿Cuál es la situación más límite que haz vivido en una aventura solo en el volcán?
Una vez bajando en primavera, haciendo una ruta que me tenía con ganas hace rato, llegando a la parte baja de la cuesta, se avalanchó el cerro por donde iba. Ahí me di cuenta del cambio de temperatura y la fuerza que tenía el lugar. Estaba rodeado de avalanchas que habían caído esa mañana, la que detoné yo era la última y pude salir de la situación. A veces esas lecciones me dan razón en ir solo, quizás a un acompañante lo habría matado. Si me equivoco, prefiero pagar yo.


Foto: Claudio Vicuña

 

Y de los buenos momentos, ¿cuál fue tu mejor experiencia?
De los lindos momentos, una vez subí tarde, así que fui a buscar donde andaban unos amigos. De pronto estaba a los pies de una línea que llevaba años mirando, y los cabros no estaban ahí, así que en lugar de seguir buscándolos, la hice y salió todo perfecto, es una de las más empinadas de la zona, y el lugar era increíble. A lo llanero solitario, jajaja. Volví a la moto y me fui a la casa.


Foto: Claudio Vicuña

X