Escucha ahora

Música en ADN


Publicidad

Djokovic lo hace otra vez y se corona hexacampeón en Australia

El número uno doblega a Murray en la final de Melbourne e iguala la cifra de Grand Slams (11) de los legendarios Bjorn Borg y Rod Laver.

Djokovic lo hace otra vez y se corona hexacampeón en Australia
Novak Djokovic lo volvió a hacer, esta vez en dos horas y 53 minutos y con sets de 6-1, 7-5 y 7-6 ganó a Andy Murray en la final del Abierto de Australia. Es decir, sexta corona para Nole en Melbourne, primer gran título del año, 11º de su carrera; los mismos que Rod Laver y Bjorn Borg. Es decir, la vida sigue igual.
 
Puede cambiar circunstancialmente la forma, pero el fondo es esencialmente el mismo aquí o allá, en Londres, Nueva York o Melbourne, en Shanghái, Doha o Miami. Poco importa. Con el serbio, el tenis masculino se está convirtiendo en un kilométrico soliloquio, en un monólogo sin fin.

Y es que el verdadero objetivo de Nole trasciende los triunfos puntuales, el corto o medio plazo; él va más allá. Su obra es superior. Ahora ha dado caza a Laver y Borg, divisa a Emerson (12) y olfatea a Pete Sampras y Rafael Nadal (14), pero en su mente (aunque no lo diga abiertamente) está grabado a fuego otro nombre, otra meta: Roger Federer, los 17 majors del suizo. Djokovic quiere ser el más grande de todos los tiempos, y a tenor de lo visto durante el último año él mismo puede ser su mayor enemigo. La mente.