Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Publicidad

Claudio Bravo: "Quien no puede vivir en la adversidad, no puede ser arquero"

El portero aseguró que "me dolió más no clasificar al Mundial que la lesión".

Claudio Bravo:

Claudio Bravo. Foto: Getty Images

Tras su rotura del tendón de Aquiles, Claudio Bravo continúa su rehabilitación en Barcelona desde donde cedió una íntima entrevista a revista Caras.

El meta lamentó que justo "estaba haciendo las cosas bien, veníamos de ser campeones de la Supercopa de Inglaterra y de jugar un torneo en Estados Unidos. He tenido muy pocas lesiones en mi carrera, pero es parte de lo que se da en nuestra profesión. Siempre me he preparado más para las caídas, porque son al final las que te encaminan al éxito".

"Soy arquero, a nosotros nos hacen un gol o tenemos una acción errónea y tenemos que seguir enteros, al cien por ciento. Es una forma de vida", explicó. 


 

Para Bravo, "el portero día a día vive con lo que el resto de las personas llama adversidad, que para nosotros es lo normal. Quien no puede trabajar y vivir en la adversidad, no puede ser arquero. Los accidentes en el trabajo son parte de nuestra existencia".

"¿Declive? Algunos se preguntarán por mi edad, lo cual para mí no es problema. He visto ser campeón del mundo a un arquero a la edad de 41 años -en referencia al italiano Dino Zoff-, por lo tanto mi horizonte es amplio y no tengo esa preocupación. Sigue siendo un reto más para mi carrera", argumentó.


 

Bravo asume que no es el momento más complicado de su carrera y aseguró que "he tenido que sobreponerme a cosas mucho más fuertes en el fútbol".

"Esta es una lesión, algo que siempre puede pasar en nuestra profesión. Más me dolió no clasificar al mundial que la lesión, debimos estar ahí. Si trabajas toda una vida para estar entre los mejores en tu profesión, claro que quieres ser parte del torneo principal y más representando a tu país", subrayó.

Además, sostuvo que "en la vida hay cosas mucho peores que esto. En la clínica me encontré con un pequeñito de unos 10 años, ver su carita sin felicidad, ver un niño sin alma que te dice que tiene cáncer, eso si que es duro".

 

X