Escucha ahora

Ciudadano ADN


Publicidad

Bayern vence al Hoffenheim y Vidal celebra ante Vargas

El volante fue suplente e ingresó a los 75 minutos en la victoria por 2-0 que mantiene la racha perfecta del Bayern en casa. Vargas estuvo todo el partido.

Bayern vence al Hoffenheim y Vidal celebra ante Vargas
El Bayern Munich ganó y no es novedad. Lo hizo por décimo partido consecutivo en condición de local,ante un Hoffenheim de Eduardo Vargas que jamás puso en peligro el resultado (2-0) y mantuvo la ventaja de ocho puntos con el Borussia Dortmund en el liderato de la Bundesliga.

Lo que sí es novedad y sorpresa fue que por segundo partido consecutivo Arturo Vidal estuvo en el banco de suplentes, desde donde salió sólo a los 75 minutos con el duelo casi definido, acrecentando los rumores de un supuesto enojo por parte de Pep Guardiola en la semana.

En medio de ese clima tenso y raro, el Bayern no tuvo problemas eso sí en la cancha. Desde el comienzo arrinconó a su rival en el área, y las opciones que paró Oliver Baumann dejaron de contar antes de la media hora. El gol de Robert Lewandowski llegó a los 38 minutos, pero perfectamente podría haber llegado mucho antes.

Hasta ahí duró el partido. Luego, el guión tomó una ruta simple y predecible, con el Bayern multiplicado en toda la cancha y con Eduardo Vargas obligado a correr detrás de la pelota -sin encontrarla-, en una posición más cercana a la de un lateral o volante, que de un delantero.

Pese a ello, el delantero chileno casi se las arregla para anotar el empate con un cabezazo que se fue cerca del arco de Manuel Neuer a los 54 minutos, y que terminó despertando del letargo al Bayern:Lewandowski apretó el acelarador y a los 64 desactivó cualquier opción de sorpresa.

Ahí recién vino el turno de Vidal. El chileno ingresó en reemplazo de Thomas Müller, y aunque se mostró movedizo, no pudo desequilibrar. Los locales ya habían definido la historia, y el chileno se tuvo que limitar así a un papel secundario que no le acomoda, y que ojalá deje pronto atrás.